¿Agrupar préstamos mediante préstamos urgentes?

A pesar de las muchas utilidades de los préstamos urgentes intentar hacer uso de esta financiación para agrupar préstamos no es quizás la mejor de todas.

No lo es por el tipo de características que tienen estos créditos urgentes, no deberían de ser usados para algo tan concreto como la agrupación de créditos.

Hay que entender el porqué la gente agrupa créditos para entender porque no es aconsejable el uso de créditos urgentes para llevar a cabo estas operaciones.

Cierto es que a través de esta financiación los clientes pueden conseguir dinero prácticamente al momento, ahora bien, si luego a través de esta financiación resulta que las personas no consiguen lo que necesitaban de nada sirve.

Y eso seguro que pasara, a través de los préstamos urgentes los solicitantes no conseguirán lo que buscan con la agrupación de préstamos.

¿Qué busca una persona cuando intenta una agrupación de préstamos?

Está buscando sobre todo dos cosas, por un lado ahorrar en la cuota mensual.

Se supone que a través de la agrupación los clientes conseguirán eliminar todos los créditos que tienen convirtiéndolo en uno solo ahorrando dinero cada mes.

Para que esto sea posible el nuevo préstamo tramitado tiene que tener condiciones más ventajosas que los que ya tiene firmados el cliente.

Y es aquí donde surge el principal problema ya que los préstamos urgentes no se caracterizan por ser créditos baratos.

Al revés incluso podríamos afirmar desde Avanza, son de los préstamos más caros que vemos en el sistema financiero.

Al permitir a los clientes conseguir dinero rápido las financieras que ofertan esta financiación lo que hacen es aplicar tipos de interés más altos.

En lugar por tanto de ahorrar en la cuota mensual el cliente conseguiría todo lo contrario.

Da igual que intentes tramitar préstamos personales, microprestamos por banco o por otro tipo de financiera, los préstamos urgentes no son una buena opción para ello.

Y aunque tuvieran el mismo coste tampoco tendría sentido ya que al tener que firmar un nuevo crédito esto implica un mayor endeudamiento.

Firmar nuevos préstamos implica tener que soportar de nuevo los gastos de la operación, comisiones haciendo pues que la deuda sea mayor.

Es por eso que la agrupación de préstamos solo se lleva a cabo cuando realmente merece la pena por coste.

Si con el nuevo crédito el cliente ahorra bastante cada mes por ejemplo la cosa cambia.

El segundo motivo por el cual la gente tramita la agrupación de créditos es para pasar de muchos créditos a uno solo.

Aquí también surgen problemas ya que los préstamos urgentes suelen ser préstamos de pequeño importe.

Por tanto va a ser muy complicado que a través de estos créditos los clientes puedan cancelar los otros préstamos que tienen.

Pongamos que Luis quiere cancelar préstamos por valor de 20 000€.

¿Es posible lograrlo a través de los préstamos urgentes?

No lo es pues los importes en esta financiación no suelen superar los 4000€ , y eso en el mejor de los casos.

La gran mayoría tienen importes todavía más pequeños de ahí que no sea útil.

Solo quizás podrían ser útiles para agrupar microprestamos y siempre que estemos hablando de importes reducidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 4 =