Fijar cuota en los préstamos

Si hay algo importante en la firma de cualquiera de los muchos préstamos urgentes que hay es el fijar de manera correcta la cuota en la financiación.

Es necesario hacer esto bien ya que si lo haces mal la probabilidad de luego no poder devolver la financiación son realmente altas.

Tienes que saber que fijar la cuota de tu crédito no solo depende de ti, depende de la financiera y de muchas de las variables que influyen en esto.

De hecho lo que más influye son los importes que quieres conseguir.

Según el importe de financiación que desees firmar tendrás una mayor o menor flexibilidad de hacer las cosas.

Si lo piensas por un momento veras como es de lógica, una financiera por mucho que quiera reducir una cuota tendrá una serie de límites.

El ejemplo que solemos poner es el de aquellos clientes que piden unas cantidades de dinero realmente altas y luego dicen que la cuota que quieren pagar es pequeña.

La semana pasada llamo un cliente que quería firmar 80 000€ en hipoteca pero luego solo podía pagar máximo unos 300€/mes de cuota.

Como te puedes imaginar este tipo de solicitud no es para nada realista no siendo algo que quizás los mismos clientes se den cuenta.

Por eso decimos que los créditos de menor importe son más flexibles, porque al ser pequeñas las cantidades la financiera puede poner también cuotas reducidas.

Lo que sí está claro es que siempre tendremos que guiarnos por la cuota y no tanto por los importes a conseguir.

Siempre será mejor firmar un préstamo de menos dinero y tener una cuota que podamos pagar que no al revés.

¿Cómo podemos adaptar la cuota del crédito a nuestra situación financiera?

Lo que solemos nosotros preguntar a los clientes siempre cuando queremos saber esto es ¿Qué cuota puedes pagar siendo conservador?

Con esto lo que queremos es saber la cantidad de dinero que pueden hacer frente los clientes sin tener el problema del pago.

Lo ideal a la hora de dar contestación a esta pregunta es tener en cuenta los ingresos que tienes cada mes.

Si sabes lo que ganas al final de cada año más o menos puedes hacerte a la idea acerca de tu capacidad para hacer frente a las cuotas de financiación.

Lo recomendable es que la cuota de los créditos nunca supere el 40% del total de los ingresos.

Y eso yendo muy por lo alto pues es evidente que cuanto menor sea este porcentaje mejor para todos.

De hecho este porcentaje por banco siempre nos saldrá denegado.

Solo quizás las empresas que realizan préstamos entre particulares a través de sus préstamos personales podrían hacerlo.

Las financieras online siendo estas las que firman préstamos online de manera rápida y cómoda suelen por ejemplo llegar a estos porcentajes.

Por el contrario el resto de empresas que firman préstamos personales sin aval es más complicado que puedan llegar a hacerlo.

¿Crees que es fácil fijar cuotas en la tramitación de estos préstamos urgentes de dinero?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 + seis =