Financiación privada con los préstamos de capital privado urgentes

Los préstamos de capital privado de Avanza son préstamos para todos aquellos que o bien buscan rapidez en la tramitación o bien para aquellos que por una razón u otra su entidad financiera como puede ser un banco, caja o incluso un establecimiento financiero de crédito les ha denegado la financiación.

De hecho, los préstamos de capital privado nacen así, por la necesidad de los clientes a los que la banca les cierra las puertas de obtener financiación.

Aunque su forma de tramitarse es parecida a la de los préstamos bancarios no podemos negar que en cuanto a requisitos y condiciones los préstamos urgentes de capital privado si tienen diferencias si los comparamos con los bancarios.

Es más, incluso se puede decir tranquilamente que los préstamos de capital privado tienen préstamos que el sistema bancario no tiene y viceversa, es decir, que los bancos tienen productos financieros que las entidades dedicadas a la financiación privada no tienen.

Esto último sobre todo se ve con los préstamos para empresas en donde claramente los bancos y entidades bancarias tradicionales siguen teniendo muchos mas préstamos que las financieras privadas.

Las razones para explicar esto son diversas. Para empezar, aunque las empresas de financiación privada no son novatas en la tramitación de préstamos urgentes todo hay que decir que tienen menos años tras de sí que los bancos tradicionales.

Esto lo que provoca es que los bancos tengan una infraestructura de la cual no disponen las financieras privadas haciendo por tanto imposible que estas segundas puedan competir con los bancos tradicionales en igualdad de condiciones.

También hay otro factor muy importante a tener en cuenta y es la manera que tienen ambas de conseguir el dinero con el que luego prestan.

Así como los bancos europeos pueden comprar dinero al banco central europeo a unas condiciones muy ventajosas las entidades privadas no pueden comprar el dinero como hacen los bancos. O bien lo tienen o bien lo tienen que pedir prestado a los propios bancos con tipos de interés mucho más altos.

Así es difícil competir contra estas entidades.

Ahora, conviene dejar claro que los clientes de las empresas de capital privado no suelen ser los mismos que los clientes bancarios salvo en determinadas ocasiones cuando el cliente lo que busca es rapidez pero tiene un buen perfil como cliente.

Generalmente quien tramita un préstamo de capital privado lo hace porque el banco le deniega previamente su operación de financiación ya sea porque se encuentra incluido en algún registro de morosidad como puede ser el asnef, porque tiene un nivel de endeudamiento elevado, porque no dispone de ingresos, porque está sufriendo algún embargo ya sea en la nomina o bien en un bien inmueble…

Razones para denegar operaciones desde el punto de vista bancario hay muchas, por suerte, en la financiación privada los motivos no suelen ser tantos pues suelen estar ligados a la presencia o no de avales en la tramitación.

¿Qué te parece pues los préstamos de capital privado? ¿Crees que son una buena opción para conseguir dinero rápido o que otra opción consideras mejor?

 Préstamos Urgentes y Préstamos de Capital Privado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × uno =