¿Las subastas judiciales tienen fácil solución?

Bueno, depende de muchas cosas, una subasta puede ser por una subasta de hacienda, una subasta por una hipoteca impagada…

También influye la situación del inmueble, su valor y de la deuda por la que se esté subastando el bien.

Aquí de lo que hablamos es de las subastas inmobiliarias en donde los que se subasta es un bien inmueble.

Una subasta puede gestionarse de muchas maneras diferentes, a veces tiene solución en otras por el contrario la financiera tampoco puede hacer nada.

Porque has de saber que entre los préstamos urgentes que se tramitan en nuestra empresa uno de ellos es precisamente el usado para paralizar subastas.

Cancelar subastas con los préstamos

No obstante y a pesar de ofrecer un préstamo para cancelar subastas la realidad es que no siempre hay margen para poder hacerlo.

Si la deuda del bien inmueble es mayor que el valor del inmueble es seguro que será imposible hacer nada.

Ya no por parte nuestra sino a través de ninguna otra opción.

No es realista pensar que alguien va a comprar un bien inmueble cuyo valor es inferior a la deuda existente.

Si en lugar de comprar hablamos de hipotecar todavía más difícil me lo pones pues los porcentajes son incluso inferiores.

Nosotros a la hora de plantear una operación de este tipo damos dos opciones, la primera es siempre intentar cancelar la subasta del bien a través de otro préstamo hipotecario.

Es un préstamo tramitado con éxito por nosotros siempre que haya margen para poder realizar la operación tal como hemos mencionado antes.

Tener que gestionar una deuda en subasta no es problema para nosotros, incluso cuando el acreedor de la deuda lo pone difícil para cancelar su deuda siempre al final acabamos haciéndolo.

Solo en el remoto caso de que esta opción no sea viable empezamos a ofrecer una alternativa no financiera pero igualmente útil.

Desde nuestro de vista se trata de una operación útil pues para lo que quieren los clientes que es cancelar la subasta teniendo tiempo para luego vender la propiedad a un mayor precio si tiene sentido.

En caso de que la intención del cliente sea la de seguir haciendo uso de su propiedad esta opción podría ser una buena opción según como se mire.

Aquí no estamos hablando de hacer una hipoteca, hablamos de comprar el bien inmueble el cual está siendo subastado.

Mediante la compra del bien lo que se hace es cancelar la subasta dando luego al cliente una opción de poder recomprar la propiedad ya sea por el mismo o bien por un tercero el cual compre la propiedad en el precio que desean los clientes.

La parte positiva de esta opción financiera es que se aumentan las probabilidades de que una operación pueda entrar en los parámetros de la empresa ya que en compra el porcentaje que se da puede dar es mayor.

Un inmueble que se está subastando por 100€ teniendo un valor de 300 000€ bajo la forma de hipoteca no tendría margen.

Por el contrario bajo la opción de la opción de compra si lo habría al ser el porcentaje que se da mayor.

La idea que se persigue es la de que los clientes cancelen la subasta teniendo luego 12 meses para vender la propiedad al precio que ellos necesitan.

Nosotros aquí ponemos una opción de compra mayor al precio de compra (siendo este nuestro beneficio) pudiendo así los clientes conseguir justo lo que buscaban.

El 99% de las personas que acuden a paralizar una subasta tienen a la venta sus propiedades, lo que buscan es ser ellos quienes vendan la propiedad obteniendo así el diferencial por la venta.

Préstamos urgentes y préstamos capital privado

préstamos urgentes, créditos urgentes, préstamos capital privado, préstamos privados, dinero privado, inversores privados, hipotecas privadas, capital privado, préstamos rápidos, créditos privados, créditos capital privado, financiación privada, dinero urgente, necesito dinero

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − 8 =