Tiempo perdido en los préstamos urgentes

En la tramitación de préstamos urgentes muchas veces el cliente en la primera llamada hace ver la rapidez con la que necesita la financiación.

Sin embargo nos resulta curioso ver como luego muchos de estos clientes no son rápidos a la hora de hacer las gestiones correspondientes para que como financiera podamos hacer el estudio del préstamo.

La semana pasada por ejemplo recibimos un cliente el cual decía tenia prisa por obtener la financiación. Pues bien, una semana después aun no había enviado ninguna documentación y al volver a hablar con él nos dice que es que tiene prisa, que si dentro de 3 días no podemos aprobarle el préstamo que le merece la pena no continuar con la tramitación y punto.

Esto nos lleva pensar que algunos clientes no deberían de poder solicitar la financiación.

Porque es de lógica pensar que si nosotros solemos tardar una media de 48 horas como maximo en aprobar o denegar un préstamo este cliente podría haber conseguido la financiación que necesitaba si el primer día nos hubiera enviado la documentación.

Quejarse como cliente del tiempo de tramitación cuando luego este no envía la documentación y por tanto la financiera no puede avanzar es cuanto menos curioso.

Es por eso que algunas solicitudes nosotros directamente no las tenemos en cuenta pues es imposible hacerlo.

De hecho en Grupo Avanza somos de la opinión de que algunos clientes se tiran piedras contra sí mismos en la solicitud de financiación.

Entre otras razones esto lo que provoca es que nosotros recomendemos a los clientes contratan asesores financieros en la solicitud de financiación, pues está demostrado como aquí el cliente consigue un mejor resultado.

¿Donde pierde el cliente tiempo en la tramitación de estos préstamos urgentes?

Pues para empezar en las dudas que tienen de si desean o no solicitar el préstamo.

Hay clientes que cuando hacen una solicitud de financiación dicen que tienen prisa pero luego a la hora de tramitar el préstamo son lentos no porque tengan problemas a la hora de recopilar la documentación y hacer las gestiones que estos tienen que hacer sino porque aquí el cliente no está seguro sobre si quiere o no firmar dicho préstamo.

Es frecuente de hecho que haya clientes que hagan la solicitud en una financiera privada como la nuestra para después dejarnos como última opción.

Es decir, nos hacen una solicitud a nosotros para luego intentan conseguir un préstamo bancario por si pudieran evitar tener que firmar un préstamo de capital privado.

Por supuesto esta forma de actuar es un error pues la financiera en cuestión te puede cerrar expediente antes incluso de que puedas enviar la documentación.

No solo eso, la imagen que ofreces a la financiera como cliente no es la mejor precisamente.

Nosotros desde luego en ese sentido lo tenemos claro, siempre priorizamos a los clientes que se toman en serio la solicitud de financiación enviando la documentación al poco tiempo de hacer la misma con independencia de cuando se hubieran puesto en contacto por primera vez.

préstamos urgentes, créditos urgentes, préstamos capital privado, préstamos privados, dinero privado, inversores privados, hipotecas privadas, capital privado, préstamos rápidos, créditos privados, créditos capital privado, financiación privada, dinero urgente, necesito dinero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

cinco × 1 =